Categoría, , DificultadIntermedioTiempo Total50 mins

 Molde y papel para horno.
 300 g Calabaza.
 150 g Claras de huevo.
 100 g Leche entera.
 50 g Queso fresco batido.
 50 g Harina de trigo.
 10 g Mantequilla.
 ½ Limón exprimido.
 Ralladura de limón.
 Stevia.
 Canela.

Puré de calabaza.
1

Precalentamos horno a 180º.

2

Limpiamos la calabaza, le retiramos las semillas y la pelamos. La cortamos en trozos y la colocamos sobre una placa cubierta por papel de horno.

3

Horneamos la calabaza 30 minutos, la retiramos del horno y la dejamos enfriar.

4

Añadimos la calabaza en el vaso de batidora y trituramos hasta conseguir una crema fina.

Seguimos con lo demás...
5

En un bowl batimos las claras de huevo hasta el punto de nieve.

6

Después, añadimos la mantequilla derretida, un poco de stevia, el queso fresco batido, la ralladura de limón, el zumo de limón, la leche y un poco de canela. Batimos todo bien.

7

Por ultimo, añadimos el puré de calabaza y la harina de trigo, batimos todo bien hasta dejar una crema sin grumos.

8

Añadimos en un molde de silicona o con papel vegetal para que no se pegue y metemos al horno 20-25 minutos, hasta que esté dorada por arriba y cuajada (podemos hacer la prueba el palito, pinchando hasta que este no salga húmedo).

9

Para finalizar, simplemente dejamos enfriar.

 Y listo! A disfrutar!

*Ingredientes y cantidades son flexibles, puedes adaptar este plato a tus necesidades o a tu plan de alimentación LIFIT.

Ver planes. 

Un saludo! Pablo Agea #TEAMLIFIT

Ingredientes

 Molde y papel para horno.
 300 g Calabaza.
 150 g Claras de huevo.
 100 g Leche entera.
 50 g Queso fresco batido.
 50 g Harina de trigo.
 10 g Mantequilla.
 ½ Limón exprimido.
 Ralladura de limón.
 Stevia.
 Canela.

Indicaciones

Puré de calabaza.
1

Precalentamos horno a 180º.

2

Limpiamos la calabaza, le retiramos las semillas y la pelamos. La cortamos en trozos y la colocamos sobre una placa cubierta por papel de horno.

3

Horneamos la calabaza 30 minutos, la retiramos del horno y la dejamos enfriar.

4

Añadimos la calabaza en el vaso de batidora y trituramos hasta conseguir una crema fina.

Seguimos con lo demás...
5

En un bowl batimos las claras de huevo hasta el punto de nieve.

6

Después, añadimos la mantequilla derretida, un poco de stevia, el queso fresco batido, la ralladura de limón, el zumo de limón, la leche y un poco de canela. Batimos todo bien.

7

Por ultimo, añadimos el puré de calabaza y la harina de trigo, batimos todo bien hasta dejar una crema sin grumos.

8

Añadimos en un molde de silicona o con papel vegetal para que no se pegue y metemos al horno 20-25 minutos, hasta que esté dorada por arriba y cuajada (podemos hacer la prueba el palito, pinchando hasta que este no salga húmedo).

9

Para finalizar, simplemente dejamos enfriar.

Quesada pasiega de calabaza.